Cómo hacer una caseta para perros casera de madera

Lo habrás oído cientos de veces: el perro es el mejor amigo del hombre.

Posiblemente se trate del animal que mayor fidelidad muestra hacia sus amos. Y seguro que le harías muy feliz dándole un espacio propio, por eso si te apetece embarcarte en un proyecto casero y económico, te invitamos a construir una estupenda casa de perro con palets.

Sin duda, esta es la manera más sencilla, barata y creativa de darle un bonito techo a tu mascota.

Mediante esta práctica guía, te ayudaremos paso a paso para te salga una casa de perro con palets duradera y muy ingeniosa.

¿Praparado para la hora del bricolaje? ¡Adelante!

¿Qué materiales necesitarás?

  • 5 palets de dimensiones de 100 x120 cm que podrás encontrar en ferreterías. En algunas grandes superficies, siempre les sobran por lo que con suerte puedes conseguirlos gratis.
  • Un buen martillo o pistola de clavos
  • Un mazo
  • Una palanca
  • Un taladro o un atornillador eléctrico
  • Clavos de unos 60 mm.
  • Tornillos tirafondo de cabeza plana de 6×120 mm.
  • Un serrucho o una caladora, en su caso
  • Pegamento especial para madera
  • Barniz para cubrir la madera
  • Lija de grano 36 o una lijadora orbital eléctrica
  • Un metro para medir

1. Desmonta los palets

Lo primero  que tendrás que hacer, será separar todas y cada una de las tablas de los palets, excepto uno de ellos del que sólo debes desmontar las tablas superiores.

  • Ayudándote del mazo o del martillo, introduce la palanca en los extremos de las tablas clavadas a la base para poder separarlas.
  • Con la lija de grano 36 o con la lijadora orbital, lija cada tabla una vez que las tengas ya separadas. Lógicamente, con la lijadora orbital, tardarás menos tiempo.

2. Haz la base de la caseta

El palet aquel al que sólo le quitaste las tablas superiores, será la base para la caseta. El siguiente paso consistirá en volver a colocar las tablas sobre el palet pero sin que queden espacios de separación entre las tablas y asegurándote de que queden bien fijadas (más de lo que estaban originalmente)

  • Coloca tablas, una junto a la otra, cubriendo toda a superficie del palet.
  • Una vez que las tablas están bien alineadas y bien juntas entre sí, las clavarás con clavos a la base. Asegúrate de clavar los suficientes clavos para que la estructura sea lo suficientemente resistente. Si dispones de una pistola de clavos, tardarás bastante menos.
  • Si por lo que fuese, alguna de las tablas superase la superficie de la base, tendrás que ayudarte con un serrucho o con una caladora para alinear bien los bordes. Ayúdate después con la lija o la lijadora para darle una pasada a las partes cortadas.
  • Con esto, ya tendrías la base de la caseta para el perro. Ten en cuenta que los palets tienen una capacidad para resistir pesos muy pesados, por lo que puedes confiar plenamente en que la estructura aguantará el peso del perro

3. Instala las columnas

Para este paso, necesitarás el taladro o el atornillador eléctrico.

  • Reúne los tablones que antes eran las bases los palets y asegúrate de que todos sean de la misma altura y grosor. Si no fuese así, tendrás que echar mano del serrucho o la caladora. Luego dale una pasada con la lijadora o la lija del 36 a las partes seccionadas.
  •  Ahora, con el taladro o el atornillador eléctrico, atornilla los tablones en posición vertical a la base piso. Tendrás que colocar 3 tablones en vertical en 3 de los lados de la estructura y de manera que quede un tablon vertical en justamente en el centro. En el cuarto lado de la estructura, atornilla sólo dos tablones, ya que este lado será la entrada.

4. Coloca las paredes

Llegados a este punto, tendrás una estructura compuesta por una base con 11 columnas verticales sobre ella. Ahora, tendrás que cubrir con tablas cada lateral sujetándolas a las columnas para hacer las paredes.

  • Primero, asegúrate de que todas las tablas tengan la misma longitud y que abarquen el espacio de las 3 columnas de cada lado
  • Coloca horizontalmente la primera tabla en la parte inferior interna de la caseta, es decir, construirás las paredes por dentro y las columnas quedarán por fuera.
  • Atornilla esa primera con el taladro o atornillador eléctrico a las base utilizando 3 tornillos por tabla.
  • Coloca una nueva tabla horizontalmente sobre la primera tabla que has fijado; pero antes, pon un poco pegamento para madera en la parte superior de la tabla ya fijada, esto hará que la caseta quede aislada. Ahora, atornilla esta segunda tabla a las columnas y repite el procedimiento hasta tener las tres paredes en cada uno de los laterales que tienen 3 columnas.
  • Para el lateral de la entrada, el que tiene sólo dos columnas, reúne suficientes tablas y colócalas unas sobre otra a modo de pared; pero sin fijralas por ahora. Hecho esto, usa un marcador o un lápiz para dibujar la forma de la entrada, asegurándote de que será lo suficientemente grande como para que entre el perro.
  • Ahora, retira las tablas y con ayuda del serrucho o la caladora, corta las secciones marcadas y disponte a fijar la pared de la entrada a las columnas.  Recuerda aplicar generosamante pegamento para unir bien las tablas que van las unas sobre las otras.
  • Si te sobran algunos pedazos de tabla, estaría bien hacerle un marco a la entrada. Ayúdate de pegamento y clavos asegurándote que los clavos no sobresalgan cuando los claves. Usa clavos más cortos si fuese necesario.

5. Pon el techo a la caseta

Estamos ya casi finalizando la caseta.

  • Para el techo te proponemos usar una lámina de cualquier material resistente, ligero y que no tenga filtraciones. Puedes usar láminas de zinc galvanizadas o láminas de madera contrachapada impermeables.
  • Después de elegir el tipo el techo, fíjalo a la estructura mediante el taladro o atornillador eléctrico cubriendo las dimensiones de la caseta.

Procura que el techo sea fácilmente desmontable para que puedas retirarlo y así te sea más sencillo limpiar la caseta llegado el momento.

6. Aplica barniz

Con la ayuda de una borcha, cubre de barniz todas las partes exteriores de la caseta. Aparte de un aspecto más bonito, hará que la caseta esté impermeabilizada en caso de lluvia.

7. Échale imaginación

… que es ya el paso final: decora la caseta como mejor te parezca con pintura, poniéndole algún tipo de moqueta o tela en el interior, etc. Incluso puedes utilizar un contrachapado o pieza de madera para poner el nombre del perro sobre la entrada.

Y con esto damos por finalizada esta guía para que construir una de las casa para perros caseras más prácticas, económicas y resistentes.

¿Te atreves a darle un poco al bricolaje? Nosotros desde aquí, te invitamos a que lo intentes. ¡Ya verás que el resultado merece mucho la pena!