Casitas de madera: cosas a tener en cuenta

La casita de madera o como en muchas partes se conoce como cabaña es unas de los hogares más económicos, sin embargo, como todo, hay varias cosas que hay que tener en cuenta a la hora de construir una o empezar a convivir en una de ellas. La madera es el material principal en una cabaña, así que elegir el tipo de madera correcta es fundamental para construir una cabaña resistente a condiciones ambientales. Otras de las cosas que debes considerar es la ubicación de la misma, ya que sabiendo el ambiente que rodea a esta, te dará la información necesaria para poder elegir los materiales idóneos para tener una cabaña o casita de madera en óptimas condiciones.

caseta de madera

La impermeabilidad de la casita de madera es un paso muy importante que debes tener en cuenta para que la madera no se dañe y termine toda tu cabaña en el suelo. Las casitas de madera son la ideales no solo para vivir en un campo, sino que también son excelentes para pasar un fin de semana alejado de la rutina, compartir un caluroso y agradable día en familia y amistades.

¿Cuál es la mejor madera para una cabaña?

Durante mucho tiempo la madera se ha venido utilizando para la elaboración de lujosos muebles y cosas similares, hoy en día la madera es un elemento muy importante en la construcción de cabañas o casitas de madera. Las maderas duras son las más adecuadas para la construcción de la parte externa de la casa maderas como el nogal, roble, castaño, cerezo entre otros por su resistencia a los cambios de temperatura o humedad. Para la parte interna comúnmente se utiliza madera blanda como el pino, abeto, ciprés entre otros dentro de esta categoría y no por eso queremos decir que sea frágil, simplemente la tratamos de no exponer a los cambios donde se vea más vulnerable.

Cómo impermeabilizar la caseta

madera para caseta

Este es uno de los pasos más importante en la construcción de una casita de madera ya que por esta cubierta es por donde sale y entra el calor y el frio por lo que es muy fácil que en esta parte aparezca la humedad, además de no estar bien impermeabilizada puede ocasionar filtraciones de agua, cosa que al principio puede ser un detalle pero a la larga estas filtraciones terminarán dañando toda la estructura de la casita de madera.

Hay dos maneras de llegar a alcanzar la impermeabilidad, una es la básica y la otra es la definitiva. En la básica estaremos hablando del manto asfáltico, esta es una opción bastante económica, solo hace falta cubrir toda la superficie del techo con esta lona o tela asfáltica para proteger toda la cubierta de los grandes cambios que puede tornar en la naturaleza.

La otra manera de impermeabilizar la casita de madera es la definitiva y esta se realiza con aluminio. Es una forma un poco más costosa pero es la más utilizada en las cabañas de techo plano gracias a su durabilidad y facilidad de colocarlo.