Corcho para paredes: ventajas y cómo colocarlo

La decoración de interiores puede estar asociada a una infinita cantidad de estilos y diseños, los cuales varían en la implementación de materiales y elementos, pudiendo tener estos un estilo elegante, rústico, minimalista, entre otros. Ahora bien, uno de los recursos más interesantes, es el corcho para pared. Se trata de un material que puede dar un toque único a cualquier espacio, por lo que vale la pena saber cómo aprovecharlo.

Corcho de pared: ¿Qué es y para qué sirve?

El corcho para pared es un material empleado para el revestimiento de superficies, tal y como pisos, paredes, entre otros. Se utiliza con poca frecuencia, pero a pesar de ello, ofrece cualidades y características que pueden aprovecharse y ser de suma conveniencia. El corcho es un tipo de revestimiento que puede emplearse en casas, centros comerciales, hoteles, oficinas, entre otros. Todo esto gracias a que, su apariencia permite adaptarse fácilmente a cualquier tipo de decoración y ambiente.

¿Cuál es el origen del corcho?

Este material se obtiene de forma natural de la corteza de un árbol conocido como alcornoque, cuyo nombre científico es Quercus suber. Se trata de una especie de árbol con madera de una gran dureza, cuya corteza posee increíbles propiedades; las cuales incluyen baja densidad, impermeabilidad, durabilidad, aislante sonoro y térmico, maleabilidad, entre otros. Este material ha sido fabricado y comercializado por varios países, destacando entre ellos España, Italia, Marruecos, Francia, Portugal y otros.

Su producción y obtención es sumamente sencilla, pues no requiere de procesos complejos contaminantes o costosos; además, no requiere la tala de árboles, pues simplemente con descortezar al ejemplar, se logra la obtención de este material.

Tipos de corcho

La clasificación de este material puede ser muy variada, esto debido a que puede clasificarse según sus usos, según su composición (si esta es completamente pura o no), según el tipo de grano que posea, entre otras formas. Así que, para tener una idea de cómo se clasifican los tipos de corcho para paredes decorativo, vale la pena analizar lo descrito a continuación:

Corcho de grano fino

Se conoce como corcho de grano fino, a aquellas placas que poseen una granulometría que va desde 0,5 a 2 mm. Este tipo de placas, se caracterizan por presentar una alta flexibilidad; además, aportan un excelente acabado a nivel estético y son agradables al tacto. El corcho adhesivo para pared de grano fino, puede ser ideal para cubrir superficies con curvaturas, gracias a su flexibilidad.

Cabe mencionar que, se considera una de las opciones más recomendables debido a que su precio es el más bajo de todos.

Corcho de grano medio

La decoración con corcho para pared de grano medio, representa una decisión muy recomendable, gracias a las propiedades de este material. El corcho de grano medio se caracteriza por poseer un grosor de 4 a 5 mm, son medianamente blandos, muy flexibles y resistentes. Esta alternativa se recomienda cuando se desea fijar anuncios o decoraciones en el corcho, pues posee el soporte necesario para ello.

Corcho de grano grueso

Se trata de la opción ideal si lo que se busca es aislar un espacio, puesto que este tipo de placas garantiza la inaudibilidad, así como también una resistencia, durabilidad y fuerza superior a la ofrecida por los otros tipos de corchos. Este tipo de placas de corcho para pared, tienen un precio superior; de hecho, son la versión más cara, puesto que el grosor que ofrece el material va desde 7 a 20 mm.

Ventajas de los paneles de corcho

El uso de los paneles de corcho implica una gran variedad de beneficios, los cuales van más allá de la decoración, puesto que, al recurrir a este material, es posible experimentar las siguientes ventajas:

Aislante de temperatura

Con este material, preocuparse excesivamente por la climatización de espacios será menos frecuente. Y la razón de ello es debido a que, la composición del corcho crea una barrera que aísla la temperatura y evita que la misma penetre en las habitaciones, por lo que el frío o calor excesivo, no afectará a aquellos lugares que posean recubrimiento de paredes con corcho.

Versatilidad y adaptabilidad estética

El corcho para pared se usa para decoración, así como también se emplea como un elemento de recubrimiento general; esto gracias a la adaptabilidad del material. Así que, no importa si lo que se desea es un corcho para pared a medida, o si solo se desean instalar pequeñas piezas decorativas de este material, esto será posible y mucho más que sencillo.

Durabilidad garantizada

La alta durabilidad de este material, lo vuele una excelente inversión al momento de decorar espacios. Esto debido a que, el corcho puede perdurar más de 100 años, pues luego de ese tiempo comienza a degradarse. Sin embargo, no cabe duda de que es un material muy conveniente respecto a durabilidad, pudiendo esta llegar a ser superior a la de muchos otros elementos de recubrimiento, como algunos tipos de madera, por ejemplo.

Fácil de instalar

Colocar corcho para pared Leroy Merlin, es una tarea que puede llevarse a cabo por sí mismo si se desea, pues su instalación no resulta tan compleja como la de otros materiales de recubrimiento. Sin embargo, no cabe duda de que, resulta más que favorable recurrir a expertos para estos procedimientos, sobre todo si nunca antes se ha estado relacionado con los mismos.

Aislamiento acústico

Como bien se ha mencionado, el corcho para aislar paredes es una gran opción. Por lo que, no solo es perfecto para hogares, sino también para centros comerciales, empresas, instituciones musicales, entre muchos otros.

Mantenimiento fácil

La limpieza y mantenimiento de este material no requiere de exhaustivos trabajos, pues en general, lo que se debe llevar a cabo es el retiramiento de polvo, de forma regular. Asimismo, se puede limpiar con productos especializados, pero la frecuencia no es demasiado alta, puede ir desde 1 a 2 veces por semana.

¿Cómo colocar el corcho en la pared?

Para instalar una placa de corcho en la pared, es necesario llevar a cabo una serie de pasos, los cuales garantizan que el proceso sea exitoso. Así que, si se desea realizar esta actividad, se debe considerar que el procedimiento requiere:

  1. Preparar la superficie: La pared o suelo debe encontrarse totalmente limpia y seca, sin ningún tipo de agujero o rugosidad. Por lo que, si existieran defectos de este tipo, se deberán rellenar y lijar.
  2. Realizar las medidas: A fin de garantizar que la instalación de las placas sea simétrica, lo mejor será medir el espacio y dibujar líneas que sirvan como guía. Asimismo, también se recomienda medir y cortar las placas (en caso de que sea necesario).
  3. Encolar la zona: Para adherir la placa de corcho, se debe encolar con una espátula la superficie y esperar a que este se endurezca un poco (5 a 20 minutos, dependiendo de la temperatura).
  4. Presentar y colocar la placa: Después que el producto adherente haya fraguado, será momento de presentar la placa de corcho y presionarla en la superficie para que se adhiera; repitiendo el procedimiento hasta culminar con todas las placas.

Ciertamente, es un proceso simple, el cual puede cumplirse con facilidad si se lleva a cabo correctamente. Sin embargo, si se desea obtener resultados profesionales, lo mejor será recurrir a expertos.