Madera de caoba

Existen diferentes tipos de maderas duras y normalmente estas provienen de árboles cuyo proceso de crecimiento es bastante lento. Estas maderas se caracterizan por ser muy duraderas y resistentes, por lo que las posicionan como las más valiosas del mercado.

Debido a que suelen presentar irregularidades naturales, se recomienda trabajarlas con maquinarias adecuadas a la hora de fabricar. 

Uno de sus tipos más conocidos es la caoba, una de las mejores dentro del mundo de las maderas y la carpintería. Hoy en día, el comercio de este tipo de madera se encuentra regulado por el Convenio Sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas, ya que está en riesgo de sobreexplotación. Esto ha incrementado la demanda y el precio de la misma. 

La caoba se distingue por su característico y hermoso color rojizo; además, por ser altamente resistente y durable, por lo que es recomendable usar en zonas con mucha humedad sin ningún tipo de problemas.

Las diferentes especies de la caoba

La caoba proviene de 3 especies de árboles que crecen en la zona intertropical de América. Estos son: Caoba de Honduras o americana, es la única caoba cultivada comercialmente; Caoba del Pacífico, con una utilidad comercial bastante limitada y la Caoba de las Indias Occidentales, que se encuentra en desuso comercial.

Es por ello que se ha determinado que, solo existen 2 tipos de especies de caoba. Estas son las siguientes:

Caoba de América u hondureña 

Esta especie se encuentra distribuida por toda Centroamérica, Suramérica y el Caribe. Su albura tiene una coloración que va desde el blanco al amarillo blanquecino, mientras que el duramen es de color rosa que con el tiempo se vuelve en un marrón rojizo. El grano de esta madera va de fino a medio y sus fibras suelen ser rectas.

La caoba americana presenta tensiones internas y el aserrado, secado, encolado, clavado y atornillado resulta ser bastante fácil. Se caracteriza por ser un material duradero y resistente ante los agentes descomponedores, como los insectos y hongos. Sin embargo, hay que resaltar que suele ser sensible a las termitas.

Su aplicación en la industria la posiciona entre las mejores maderas para el trabajo de ebanistería y fabricación de muebles, así como también para realizar recubrimientos decorativos, carpintería exterior e interior, tableros contrachapados, entre otros artículos de uso frecuente. 

Caoba de África 

Se localiza en el centro y al oeste de África occidental. Su albura presenta un color blanco amarillento o blanco crema y el duramen va del rosa pálido al rojo claro que igualmente, con el tiempo, oscurece a marrón con destellos dorados. Ambas partes se pueden diferenciar claramente.

El duramen no es impregnable, mientras que su albura medianamente lo es.

La fibra de esta madera es recta, pero en ocasiones es entrelazada. El grano es medio; presenta tensiones internas y en el centro es blando. Está calificada como una madera medianamente durable y resistente a los hongos. Al igual que la caoba americana, es sensible a las termitas y también suele ser atacada por los xilófagos marinos.

Actualmente su producción, masas forestales y exportación se mantienen estables, lo que ha aumentado su valor comercial. Los procesos de mecanización como aserrado, secado, atornillado y cepillado se realizan sin ningún tipo de problemas. Sin embargo, existe el riesgo de que existan deformaciones y fendas.

Tiene aplicaciones en la carpintería, fabricación de chapas, trabajos de ebanistería, entables de suelos, obras artísticas, fabricación de algunos productos, entre otros.

Características de la madera de caoba

  • Tonalidades: esta manera tiene colores característicos que van desde el rojo al marrón oscuro. Su corteza tiene un color salmón y a medida que se profundiza es mucho más oscuro. La caoba suele oscurecer con el pasar de los años, por lo que su color marrón indica el tiempo. 
  • Densidad: es semiligera, va desde 570 a 600 kg/m3.
  • Durabilidad: es bastante resistente a la humedad, podredumbre, y a agentes descomponedores, como los hongos e insectos. 
  • Dureza: semiblanda.
  • Estabilidad dimensional: estable. O sea, no va a sufrir deformidades.
  • Impregnabilidad: Albura medianamente impregnable mientras que el duramen no lo es.
  • Coeficiente de contracción volumétrica: de 0,22%, lo que indica ser una madera poco nerviosa. 
  • Relación entre contracciones: sin tendencia a deformarse (1,42%).
  • Fibra: Son rectas y en el caso de la africana, ligeramente cruzada.
  • Grano: de medio a fino.
  • Dentro de sus propiedades mecánicas se tiene: una resistencia a flexión estática de 830 kg/cm2. Resistencia a la compresión: 450 kg/cm2. Módulo de elasticidad: de 89000 kg/cm2.
  • Mecanización: es fácil de trabajar. Entre ellos se destaca: aserrado, clavado y atornillado, cepillado, secado, encolado y acabado sin problemas excepto cuando se emplean barnices de poliéster. 

Principales aplicaciones o usos

La madera de caoba tiene una gran variedad de aplicaciones y su uso es versátil, destacándose principalmente para la fabricación de mobiliarios interior y exterior como mesas, muebles, armarios y sillas. Así como también para las siguientes fabricaciones:

  • Carpintería para el interior y exterior: puertas, marcos de ventanas, rodapiés, frisos, revestimientos de paredes y columnas, frisos, entre otros.
  • Objetos artísticos: tallas y esculturas.
  • Chapas decorativas: para sustituir otras maderas de menor calidad o cambiar el aspecto de una superficie. 
  • Fabricación de instrumentos musicales tales como guitarras eléctricas.
  • Torneados de madera. 
  • Fabricación de naves de embarcación: debido a su gran estabilidad y sus propiedades resistentes a la humedad desde muchos años atrás se ha venido utilizando este tipo de madera.