Madera de castaño

caracteristicas de la madera de castaño

La madera de castaño se encuentra dentro del grupo de maderas más nobles, por lo que ha sido muy utilizada a través del tiempo. Esta es empleada para múltiples fines, puesto que presenta un nivel de calidad sumamente alto; además de cualidades y características de gran utilidad. De hecho, es perfecta para llevar a cabo diferentes tipos de construcciones; por ello, resulta interesante conocer acerca de las propiedades de este tipo de madera, en qué se aprovecha, qué variaciones existen, entre otros aspectos.

¿De dónde se obtiene la madera de castaño?

La madera de castaño, también conocida como madera de castanea, es un material que se obtiene del árbol castanea; el cual, pertenece a una familia que contiene más de 9 especies y unas 180 subespecies registradas. Sin embargo, esta madera usualmente proviene del árbol Castanea sativa, conocido también como castaño común o europeo. En lo que refiere a características de este árbol, cabe mencionar que posee un tamaño promedio de 20 a 30 metros, flores masculinas, un fruto pequeño (5 a 11 cm) y hojas de un tamaño de 4 a 8 cm.

El castaño se encuentra naturalmente en Europa y Asia, puesto que crece en espacio frescos y con cierto nivel de humedad. Sin embargo, ha sido adaptado a muchos otros países del mundo, como por ejemplo Australia, Canadá, Estados Unidos, México, Perú, entre otros. 

Las diferentes especies del castaño

Gracias a la adaptación de este árbol a diferentes lugares, con condiciones climáticas y ambientales específicas, presenta variaciones con base a la región donde se cultive. Es por ello que, existen diferentes familias y subespecies del árbol castaño, con propiedades especiales y estas, también influyen en su madera. Por lo tanto, es preciso tener en cuenta que la madera de castaño puede presentar algunas diferencias dependiendo del lugar donde se obtenga.

Cabe añadir que, aunque son muchos los tipos de castaños, son 2 especies las que se suelen emplear para la obtención de madera. En este sentido, dichos árboles, son los siguientes:

Castaño común o europeo

El castaño europeo, o castaño común, se conoce científicamente como Castanea sativa, es un árbol de tamaño mediano, pues como máximo alcanza los 30 metros de altura. Posee una apariencia frondosa y fuerte, llegando a considerarse un árbol atractivo visualmente, pero bastante común. En lo que respecta a las regiones donde crece, este es nativo principalmente de países como Portugal, España, Italia, Francia, Inglaterra, Rumania, Grecia, Eslovaquia, entre otros. No obstante, también crece en Asia Menor.

Este árbol tiene una longevidad realmente extensa, pues se han descubierto ejemplares con miles de años de vida. Además, cabe añadir que, el tronco aumenta su tamaño con el paso de los años. Ahora bien, respecto a la madera que se obtiene de este, es preciso mencionar que esta se caracteriza por ser de un color claro, con tonalidades crema o amarillentas. Sin embargo, la parte interna es de un tono café más oscura. 

Por otro lado, otro factor notable de su apariencia, es su fibra que se caracteriza por ser ondulada. En lo que respecta a cualidades funcionales, esta madera presenta una gran durabilidad y resistencia. De allí que sea tan utilizada en construcciones arquitectónicas.

Castaño americano

Por su parte, el castaño americano es conocido científicamente como Castanea dentata, es el ejemplar de castaño que crece en Norteamérica. Este se encuentra actualmente en un estado crítico de conservación, pues no existen demasiados ejemplares, por causa de un hongo conocido como cancro del castaño; el cual, destruyó un importante número de ejemplares durante 1930.

Ciertamente, su madera fue muy utilizada en tiempos anteriores (actualmente también se utiliza, pero en menor medida) debido a sus características y propiedades mecánicas. La madera de castaño americano al igual que la del castaño europeo, posee gran resistencia, durabilidad e incluso, mejora su aspecto con el pasar de los años; presentándose cambios en su coloración. 

Características de la madera de castaño

Son muchas las cualidades y características que destacan de la madera de castaño. Claramente, todas estas resultan de gran interés y deben conocerse cuando se desea recurrir a este material; bien sea que el objetivo sea realizar construcciones grandes, o elaboraciones más simples. En cualquier caso, vale la pena tener presente que, las propiedades de la madera de castaño, son:

  • Coloración: Las tonalidades de este material varían en el duramen y la albura, siendo esta última mucho más clara, con tonos amarillos. Mientras que el duramen es más oscuro.
  • Dureza: Esta madera se caracteriza por ser blanda, puesto que clasifica como 2,5 según el test de Monnin.
  • Densidad: Naturalmente, esta madera no es pesada. De hecho, su densidad se clasifica como media, pues alcanza unos 590 a 600 kg/m3.
  • Durabilidad: Si se garantizan los cuidados necesarios, este material puede durar muchos años. Sin embargo, se debe prestar atención a termitas, larvas y otras plagas.
  • Defectos: En lo que respecta a defectos visuales, esta madera carece de los mismos, pues su aspecto es bastante elegante. Sin embargo, el cambio en la coloración con el tiempo, puede considerarse negativo por algunas personas.
  • Resistencia a la humedad: Al ser proveniente de un árbol que crece en zonas húmedas, esta madera presenta resistencia a la humedad. Pero, se debe evitar la exposición excesiva, para así garantizar su durabilidad.
  • Elasticidad: El módulo de elasticidad de este tipo de madera va desde 95.000 a 100.000 kg/cm2.
  • Resistencia a la flexión estática: Por su parte, su nivel de flexibilidad es de 710 kg/cm2.
  • Trabajabilidad: Este tipo de madera es muy fácil de trabajar, puesto que puede ser aserrada, cepillada, o encolada sin demasiado esfuerzo. Pero, al momento de pintar se debe evitar productos en base a agua, se debe evitar atornillar o clavar sin haber utilizado con taladro previamente y el secado es bastante lento.
  • Resistencia a la compresión: En lo que refiere a esta propiedad mecánica, esta madera posee un nivel de 460 kg/cm2.

Principales aplicaciones o usos

Al ser un tipo de madera tan elástica, flexible y duradera, son muchos los usos que se le han dado a través del tiempo. Y es que, a pesar de que requiere de cuidados, la madera de castaño ha demostrado ser excelente para los siguientes usos:

  • Construcción arquitectónica: La madera de castaño ha sido utilizada desde épocas anteriores y en la actualidad para la creación de pisos, escaleras, postes, columnas, puertas, ventanas, techos, entre otros.
  • Elaboración de mobiliario: Mesas, libreros, sillas, estantes o armarios, son parte de los muchos elementos de mobiliario que se fabrican en madera de castaño; los cuales, presentan una alta calidad.  
  • Fabricación de embarcaciones: Se trata de otro uso interesante, pues es una madera perfecta para crear barcos, tanto de tamaño mediano, como también de pequeño.
  • Creación de objetos decorativos: Al ser una madera tan hermosa y duradera, naturalmente es empleada para fabricar elementos decorativos, tal y como ciertas esculturas, u otros.

¿Es difícil de encontrar?

La madera de castaño es un material muy abundante en la región europea, así como también en países asiáticos. Claramente, también puede encontrarse en América; sin embargo, es menos abundante. Por lo que, su precio es mayor en comparación. De cualquier forma, si lo que se desea es adquirir este tipo de madera, se recomienda recurrir a sitios especializados en carpintería, bricolaje, u otros.