Madera negra u oscura

La madera de ébano, frecuentemente llamada madera negra, se produce a raíz de varias especies pertenecientes al género Diospyros. No obstante, hay quienes se refieren a otros tipos de madera oscura por el mismo nombre, pero no tienen relación alguna. Esta madera se caracteriza, aparte del color, por ser bastante resistente, dando como resultado que los productos que se fabriquen sean muy duraderos.

El ébano se encuentra principalmente al sur de la India y de Sri Lanka, aunque existen variantes de la misma familia localizadas en África.

El nombre alternativo que recibe el Ébano se debe al color característico de la madera, la cual es completamente oscura, llegando a ser el más intenso de todos. Además, posee mucha densidad lo que significa que, si es arrojada al agua, se hunde.

Este tipo de madera es muy interesante y hay mucho que explorar al respecto. Por ello, conoceremos más en detalle sobre las especies de ébano.

Especies de árboles con madera negra

Los árboles de madera negra están estrechamente relacionados con el ébano, pues pertenecen a varias especies del género Diospyros. Existen algunos más conocidos que otros, como el ébano de Ceilán, que se encuentra en Sri Lanka o también el ébano de Gabón ubicado en África.

No obstante, es importante diferenciar los árboles de madera negra pertenecientes al ébano de otros con una tonalidad bastante oscura, pero que no tiene relación alguna. Por ello, debes saber cuáles son las auténticas especies que forman parte de este género.

Esta información te será de mucha utilidad, sobre todo al momento de recolectar esta madera, la cual se caracteriza no solo por su tonalidad, sino también por su densidad y resistencia. Además, suelen tener una textura muy suave. Y es por todo esto que es considerada como una madera preciosa. Lo que significa que tiene una calidad superior al resto, así como también un alto valor de precio.

Ébano de África

Su nombre científico es Diospyros Crassiflora. Este ébano es originario de África y es de los más preciados desde hace cientos de años, incluso por las culturas egipcias.

En esencia, se trata de un árbol que asciende hasta los 18 M de alto. Su tronco es completamente recto y tiene una corteza rugosa y gruesa. La copa de este se encuentra conformada por ramas bastante cortas. En cuanto a sus hojas, son sencillas y las flores crecen en solitario.

Por lo general, se emplea para fabricar instrumentos musicales, trabajos de torno, artesanía, entre otros. Todo gracias a su estructura y alta densidad.

Ébano de Asia

El ébano de Asia, conocido científicamente como Diospyros ebenum, se encuentra principalmente en la India y Sri Lanka, lugares de donde es nativo. Sin embargo, por su popularidad, con el tiempo se introdujo en otros países alrededor del mundo.

El árbol de esta madera alcanza los 30 M de altura, posee una corteza que va desde el gris oscuro hasta el negro. Sus hojas son pecioladas con forma elíptica-lanceolada.

Este tipo de madera se suele utilizar para construir ciertas partes de instrumentos musicales, como las teclas del piano de cola, pero también se emplea en tornería y para incrustaciones de ebanistería. Anteriormente, se utilizaba para fabricar muebles de lujo.

Palo santo

Conocido como Bursera Graveolens, este árbol pertenece a la familia Burseraceae nativo de los bosques secos de América tropical. Suelen alcanzar una altura de 10 M y su corteza es lisa.

Es considerado como un árbol de madera negra, aunque no pertenece al género Diospyros.

También se le conoce como madera sagrada”. La razón de esto se debe a que es utilizada en numerosos rituales espirituales, en los que se busca expulsar del cuerpo todas las energías negativas que le rodean e intentar conseguir un equilibrio incrementando lo positivo. También se usa en terapias de relajación y eliminación del estrés.

Wengué

Este es el nombre que recibe la madera proveniente del árbol Millettía Laurentii. La principal característica que salta a la vista sobre esta, es que posee un color sumamente oscuro. Por ende, se le suele incluir entre las maderas negras u oscuras.

wenge

Este tipo de madera es sumamente resistente, superando incluso al roble. También es muy denso. Posee un riesgo muy bajo de deformación, por lo que soporta bien a las termitas y la humedad. En cuanto a sus usos, esta se utiliza para fabricar armarios, mobiliarios de cocina, instrumentos musicales, ebanistería, chapas de madera, tarimas y suelos, carpintería interior y exterior, entre otros.

Granadillo de África

El granadillo de África, conocido como granadillo negro y cuyo nombre científico es la Dalbergia melanoxylon, pertenece a un árbol que alcanza los 15 M de alto y posee una corteza de color gris y textura espinosa. Sus flores son blancas y los racimos son bastante densos.

Es oriunda de África, en lugares como Angola, Congo, Kenia, Senegal, Tanzania, Chad, Sudán, Uganda, Mozambique, entre otros.

Con la madera de granadillo se fabrican mangos de herramientas, se utiliza en ebanistería, construcción de instrumentos musicales, tales como el oboe, guitarra, clarinete y otros instrumentos de viento, así como en torneados y demás.

Alternativa a las maderas oscuras, cómo oscurecer más la madera

La madera negra, debido a que es considerada como “preciosa” por su versatilidad y resistencia, tiende a tener un elevado coste. Por ello, es difícil para la mayoría de personas adquirirla.

Es por este motivo que las personas han tenido que ser creativas y buscar formas artificiales de oscurecer la madera para dar la impresión de que se trata de madera negra. A continuación, te contamos las mejores alternativas y opciones para lograrlo.

  • Barniz casero con café: para oscurecer la madera deberás crear un barniz casero con café y agua. Para ello, debes preparar el café, tal y como si fueras a ingerirlo, pero añades una concentración de hasta 4 veces más. Luego deberás aplicarlo sobre la madera y esperar durante unos 20 minutos o 30 minutos a que comience a notar el efecto
  • Barniz con vinagre: para preparar este barniz, deberás utilizar taza y media de vinagre blanco y una esponja de acero. Debes aplicar la sustancia sobre la esponja completamente y luego colocarla dentro de un frasco de vidrio con tapa, pero que esta no esté del todo ajustada, sino que permita el paso del aire.

Luego debes esperar 24 horas para que la esponja reaccione con el líquido y, mediante el oxígeno, se oxide más rápidamente. Pasado el tiempo, deberás aplicar sobre la madera y esperar unos 15 minutos a que vaya cambiando a un color más oscuro.