Tipos de madera

cuales son los tipos de madera

La madera es un elemento natural que convenientemente ha resultado adecuado para todos los propósitos del ser humano, puede ser sinónimo de rudeza y al mismo tiempo de elegancia. Lo que define los tipos de madera, por lo general, tiene que ver con durabilidad, resistencia, capacidad para soportar mucho peso y también su longevidad.

Existen diferentes tipos de madera y puede que algunos aún estén sin descubrir. La madera es usada de forma moderna para crear suelos, techos y paredes, también para construir muebles y otros espacios como: estanterías, armarios, puertas, camas, muebles de baño y demás elementos que puedan ser especiales para el sector del diseño y la decoración.

Entre los más destacados se encuentran: el cedro, el haya, nogal, roble y el pino. Sus principales características son los nudos, las venas, el color y el olor. Debes saber que no todas las maderas son iguales, el uso de cada una dependerá del gusto particular y de lo que se quiera crear.

Clasificación por la dureza de la madera

El uso de la madera lleva tiempo transformando la vida de los seres humanos, están en todas partes y por lo general es aprovechada para mejorar espacios dentro de los hogares. Algunos no saben que no todas las maderas son iguales, así que es necesario generar una clasificación específica.

Podemos clasificar el tipo de madera según sea su dureza: existen las blandas y por ende más moldeables y aquellas que son más duras. 

En este caso, las maderas blandas son aquellas que provienen de árboles coníferos, es decir, los que poseen una estructura reproductiva similar a un cono. En su mayoría son árboles perennes, capaces de durar todo el año. Soportan todo tipo de condiciones climáticas: frío, lluvia, calor, nieve, etc.

Por otro lado, están las maderas conocidas como duras. Se pueden obtener de los árboles que tardan mucho más en crecer o tienen un desarrollo lento y que soportan bien el invierno. Este es el tipo de madera más caro en el mercado y la descripción anterior es la principal razón.

Maderas blandas

  • El pino: es el producto más barato en cuanto a madera se refiere, presenta gran facilidad para trabajarlo y es super ligero al momento de transportarla. Es el material ideal para quienes se dedican a la construcción de muebles de todo índole.

La madera de pino posee una flexibilidad característica y también un olor que la define. Aunque esté clasificada entre las maderas blandas, posee un alto nivel de resistencia, es mundialmente conocida porque sus derivados suelen durar años sin desmejorar su calidad y textura.

El pino es tan demandado en la actualidad, gracias a que rara vez escasea, es de producción abundante y fácil para trabajar. Se encuentra principalmente en los bosques de Asia y el continente europeo.

  • El abeto: este tipo de madera no es tan común en la elaboración de muebles, aunque nunca ha sido del todo descartado. Su puesto está principalmente dentro de los entornos de construcción, debido a que ayuda al moldeado, perforado y torneado de algunos otros materiales.

Resulta perfecto para las personas que trabajan elaborando recipientes o algún tipo de contenedor, también funciona muy bien en la producción de los instrumentos musicales más vendidos, como por ejemplo, la guitarra.

Alrededor del mundo existen más de 50 especies de abetos y tienen un parecido singular con el pino. Es común que el abeto proporcione una bonita madera de color claro y calidad bastante aceptable.

  • La secoya: resulta la madera ideal para confeccionar muebles en espacios exteriores, este suele ser su hábitat ideal. La secoya es muy resistente a la humedad, esto no debilita ni desmejora sus cualidades.

Presenta un intenso y hermoso color rojizo, similar a la canela en polvo, es el principal atractivo y motivo de sus altos niveles de ventas. Puede tener tendencia a astillarse, por lo que debe ser muy bien tratada para evitar estos inconvenientes.

Cabe mencionar que la secoya es una de las más maderas más caras del mundo, puede llegar a costar unos USD 2.000 por cada m³. Y esto se debe a que funciona muy bien cualquiera sea su uso: revestimientos interiores, marcos de ventanas, puertas, muebles y un largo etc.

Maderas duras

  • El cerezo: es la madera predilecta de los carpinteros, la consideran el recurso ideal para la confección de muebles. El cerezo es uno de los pocos tipos de madera que ofrece una amplia variedad de colores, estos van desde el rosa más pálido hasta el marrón y anaranjado.

Actualmente existen dos tipos de cerezo: el americano y el europeo. Estos suelen crecer en Estados Unidos y Canadá, aunque no hay mucha diferencia física entre ellos, se dice que el europeo es un poco más denso mientras que el americano es de calidad superior.

Es una atractiva madera que permite muchas opciones adicionales como agregar tintes y diversos tonos de barnices para potenciar sus vetas. Es conocida como un producto de gran calidad y referente mundial en decoración de interiores.

  • El castaño: es habitualmente usada en la construcción de ataúdes, puertas y ventanas, posee un alto nivel de durabilidad sin perder su gran elasticidad. El castaño es una madera muy tierna para trabajar, es tolerante a los malos tratos y se comporta muy bien en condiciones de humedad.

Es uno de los pocos tipos que al envejecer logra mejorar su apariencia y puede seguir en perfecto funcionamiento y durabilidad, incluso con el pasar de décadas. Es originaria de Asia, pero su introducción se dice que data de la época de los romanos.

Tanto la madera de castaño como todos sus derivados son muy estables, se comportan de forma excelente frente a cambios repentinos de temperatura: frío, calor, nieve y lluvia. Ofrece una resistencia considerable ante agentes externos como insectos, gusanos u hongos cuando se encuentran en espacios exteriores.

  • El nogal: podemos encontrar también dos tipos, el americano y europeo. Ambos son maderas muy apreciadas y cotizadas a nivel mundial, esto debido a que a pesar de ser considerada una madera de lujo, su precio es considerable y un tanto accesible.

Una de las principales características del Nogal es que requiere de cuidado y mantenimiento constante, esto ayuda a que la madera mantenga su color rojizo y también algunos tonos de café oscuro. El color puede variar según la especie.

La madera de nogal puede ser tratada de muchas maneras, permite ser trabajada con herramientas de mano y también con maquinaria. Una vez que ha sido pulida ofrece el mejor acabado, absorbe de forma inmediata la pintura aunque el proceso de secado es algo lento y puede tardar un par de días.

Clasificación por las especies y origen de los árboles

Desde hace muchos años está confirmado que los árboles son nuestros más grandes aliados a la hora de combatir el cambio climático y los problemas derivados del cambio ambiental, gracias a que poseen una increíble capacidad para retener carbono en su interior.

La clasificación de las especies de madera puede variar según el árbol e incluso el lugar y condiciones donde haya crecido. Existen algunas características claves que definen la madera por su especie y entre estas podemos mencionar si son de tipo coníferas, frondosas o tropicales.

Existen en estos momentos más de 100.000 especies de madera, pero extraoficialmente se conoce que solo 500 de esas especies pueden ser comercializadas. La mayoría de los árboles tienen un color y densidad característica que dependen exclusivamente del país de procedencia y el clima nativo de este.

Cada día se están produciendo bosques y árboles sustentables, ideados especialmente para apoyar estas iniciativas de convertir la madera en un material ecológico y muy versátil, tanto para la construcción de mobiliario así como también la producción de piezas decorativas.

Maderas coníferas

Las principales especies de maderas coníferas son el pino silvestre, pino oregón y el abeto. Se dice que una madera es conífera cuando esta posee resina y cuenta con una especie de estructura porosa simple. Este tipo de madera son plantas con semillas comúnmente conocidas como “cono” y que actualmente tienen en su repertorio más de 500 especies.

Los conos de esta madera suelen proteger a los óvulos o semillas que dan origen al árbol, permitiendo que estas puedan polinizarse, reproducirse y por último, dispersarse. Entonces, el nombre de maderas coníferas viene dado por la forma de las semillas mediante las cuales se desarrolla el árbol.

Puedes distinguir un árbol de clasificación conífera por que crecen en latitudes altas y con hojas perennes en forma de aguja. En estos países con climas extremos puede hacer mucho calor o en excesivo frío. Este modelo de madera es capaz de resistir altas temperaturas o algunas un poco más extremas, como la nieve.

Maderas frondosas

Se les llaman maderas frondosas debido a su consistencia y textura. Su estructura es algo leñosa y presenta una variedad de exquisitos colores. Pueden encontrarse tonalidades variadas con respecto al color marrón.

Este modelo de madera se usa mucho en la construcción de muebles y decoraciones en espacios interiores, debido a la naturalidad en sus tonos. Resulta ideal para realizar bellos acabados sin necesidad de aplicar pintura o colores adicionales a su estructura.

Las maderas frondosas son difícilmente impregnables y con muchos poros. Contienen extractos glúcidos que son el principal agente encontrado en el roble y el castaño. En cuanto a su procedencia, crecen principalmente en Norteamérica y Europa.

Las maderas frondosas son conocidas también con el nombre de latifoliadas o angiospermas, que significa plantas con flores. Entre las principales maderas frondosas podemos encontrar: madera de eucalipto, de chopo, de haya y la más conocida de todas, la teca.

Maderas tropicales

Ya sea que se utilicen en el exterior o en el interior, ofrecen una gran belleza, durabilidad y resistencia a los diferentes agentes externos. Como su nombre lo indica, son originarias de las regiones con climas tropicales, como: América, África y también Asia.

Las maderas tropicales cuentan con propiedades físico – mecánicas que las vuelven un producto ideal para muebles en el exterior y la mejor parte, es que no necesitan mayores cuidados ni tratamientos adicionales para su mantenimiento. Son conocidas por soportar situaciones extremas o de alto tráfico, sin perder su elasticidad o necesitar reparaciones constantes.

Los ejemplos más claros de madera tropical son el nogal, la jatoba, el roble y el cerezo. De igual forma, en esta categoría se encuentra uno de los más caros del mundo: la madera de ébano. Pero resulta que el ébano no es una madera muy fácil para trabajar y aún así es la más común en construcción de todo tipo de mobiliario.

Derivados de la madera a partir de partículas o virutas

Los derivados de la madera son aquellos productos cuya materia prima principal es ella misma, la madera. El uso de esta sigue siendo primordial en algunos rubros, gracias a su excelente relación resistencia/peso, fuerza/coste y por encima de todo, su gran facilidad de trabajo.

Los derivados de la madera tienen diversas propiedades que resultan características, entre ellas su densidad. De ella, dependerá altamente el desempeño de cualquier derivado de la madera. 

Ahora bien, la madera constitutiva está representada en forma de aglomerado, contrachapado, fibras, hebras, listones y chapas. Estos derivados están ayudando a resolver los acabados en algunas superficies que van desde los muebles hasta el uso en carpinterías.

Los derivados de la madera han logrado ser, de alguna forma, reciclados y reutilizados mediante este tipo de técnicas. Por su parte, los productos ya elaborados han logrado ser ubicados dentro de las nuevas decoraciones, muebles de oficina, de hogar y un sin fin de usos.

Aglomerado

El aglomerado está principalmente constituido por fragmentos diminutos o en algunos casos polvo, que son prensados o también endurecidos con un aditamento aglutinante (puede ser la cal, cola o el cemento). Estos fragmentos son comúnmente madera, arena o grava. El aglomerado es usado tanto en la carpintería como en la construcción.

El término aglomerado hace alusión a un conjunto de elementos o trozos, que juntos forman una lámina o trozo de madera. Esta no suele ser muy resistente y la humedad puede llegar a deformar sus planchas debido a que tiende a dilatar este material. Es por ello que la madera aglomerada es usada en superficies muy limitadas.

Las partículas que forman el aglomerado cuentan con formas y tamaños muy diferentes aparte de variados, es por ello que es necesario que este procedimiento se realice con un material que ayude a mantenerlo fuerte y resistente, así sus resultados finales serán más sólidos. 

Contrachapado

El contrachapado es conocido también como multilaminado, triplay o madera terciada. Se trata de un tablero que ha sido elaborado con delgadas capas de madera que son pegadas entre sí, reforzadas con resinas y fuertes golpes de calor y presión. El resultado de aplicar esta técnica ayuda a mejorar el aspecto de cualquier superficie, ayuda a la estabilidad y dimensiones en relación con la madera maciza.

Este tipo de técnicas son realizadas con maderas de pino y abeto, con el objetivo de ser aplicados en la construcción e industrias. También existen enchapados con fines decorativos, realizados con materia prima de roble rojo, arce o caoba, entre otros.

El contrachapado se usa en interiores y su resistencia es limitada ante la presencia de humedad. Por otra parte, existen tableros con aditamentos como la pega que son capaces de llegar a resistir diferentes tipos de climas y soportan espacios con un alto nivel de salinidad (como casas en la playa o cerca del mar), hasta exteriores expuestos a mucho calor solar.

Tableros de fibras orientadas (OSB)

Los tableros OSB también son conocidos como fibras orientadas, y por sus siglas en inglés significa “Oriented Strand Board”. Se trata de unos tableros que se fabrican gracias a las virutas que se juntan en varios centímetros, formando capas todas en la misma dirección. Tienen cierta similitud con los tableros contrachapados.

Las comparaciones entre ambos son frecuentes, debido a que sus características resultan ser muy similares para muchas personas. Pero las ventajas de las fibras orientadas, en muchos casos, son superiores: ofrecen gran resistencia y cortes, su fabricación tienen un impacto menos significativo en el medio ambiente, es de fácil reciclaje y es raramente atacado por insectos.

Por otra parte, la apariencia de diseño que ofrecen los tableros OSB es actualmente una gran tendencia en el campo del diseño. Hoy en día, la novedad es encontrar espacios internos realizados con este tipo de material o en su defecto, revestido con él. No hace falta mayores técnicas para su mantenimiento, pintura o laca para mejorarlo.